Fecha4/3/2007 1:11
Usuario: menchu31
Tema: Re: Aveiro 07/08
EnvíoChicos, si teneis la posibilidad de ir de Erasmus a Aveiro, no os lo penséis.

Sinceramente, ciudad ideal para ir de Erasmus.

Es pequeña. Esto tiene sus inconvenientes, obviamente. Hay menos opciones a la hora de elegir el ocio: menos conciertos, cines, eventos, etc, que una ciudad más grande tipo Berlín, Roma. Sin embargo, esto lo compensas con el hecho de que tienes a todos tus colegas -que no serán pocos- a menos de quince minutos caminando.

Lo mismo se puede aplicar a la hora de salir de fiesta. Menos opciones a la hora de elegir que una ciudad más grande, pero siempre sabes donde va a estar la gente con quien quieres estar. Casi no hace falta ni quedar. Os gustará Praça do Peixe.

A pesar de ser pequeña -unos ochenta mil habitantes- la universidad es grande, y muchos de sus estudiantes son de intercambio -Erasmus o no-.

La mayoría de estos estudiantes viven alrededor del mismo barrio -barrio do Liceu-, con lo que el buen ambiente está asegurado. El año que estuve yo, se celebraban fiestas semanalmente en cada uno de estos pisos, siempre con temáticas diferentes y nunca con menos de treinta personas -¡Llegué a contar sesenta personas en mi piso!-

Los portugueses muy buena gente en general. Ayudan mucho a la hora de buscar piso y te integran en su vida sin mirarte el pasaporte.

Todo esto está condicionado, obviamente, a la gente que encuentres allí. Si haces buenos amigos, será inolvidable. Si no los encuentras, todo lo que te acabo de decir, será mentira.

Inconvenientes:

Aunque lo parezca, no es una ciudad costera. La playa -espectacular, por cierto- está a diez kilómetros, y mal comunicada con autobús.

No es una ciudad bonita. Hay más bien poco para ver, y la comparación con Venecia es de lo más desafortunada.

La organización de la universidad es algo caótica.

En fin, vaya rollo os he soltado, espero haber sido de ayuda.

Yo, casi un año después de haber vuelto, aun no ha habido ningún día en que no haya pensado en algo/alguien/algún_momento que tuviera que ver con Aveiro.

Si pudiera, volvería mañana. Saudades!